Díaz Bessone: vinculan a acusados con la masacre de Los Surgentes

Tamaño del texto

Tres sobrevivientes del campo de concentración que operó en el Servicio de Informaciones (SI) de la ex Jefatura de policía aportaron más datos sobre las sistemáticas violaciones a los derechos humanos y mencionaron a numerosos compañeros de cautiverio que aún continúan desaparecidos. También ratificaron la presencia de niños apresados junto a sus padres, y las violaciones a prisioneras, y cómo sacaron a prisioneros que luego aparecieron masacrados en la llamada "masacre de Los Surgentes". Además declaró el hermano de un joven asesinado por la patota de Feced.

El Tribunal Oral Federal 2 de Rosario continuó ayer el juicio por la causa Díaz Bessone que investiga crímenes de lesa humanidad durante la dictadura.

El primer testimonio de la jornada fue el de Carlos Pérez Rizzo, quien fue secuestrado junto a Cristina Costanzo en el mes de octubre de 1976 y permaneció detenido hasta abril de 1984. "Voy a hablar de los que no están y nos tienen a nosotros para contar su historia", afirmó, y mencionó que estuvieron cautivos con él en el SI Daniel Barjacoba, Sergio El Turquito Jalil, María Cristina Márquez, Analía Murgiendo, José Oyarzábal, Cristina Costanzo y Eduardo Laus.

Relató que "la noche del 16 de octubre del 76 nos ponen a todos los varones boca abajo, nos atan, nos esposan con las manos a la espalda, refuerzan los vendajes y nos van retirando del SI. A mí y a Gustavo Píccolo nos dejan y se llevan al resto. Cuando lo sacan el Turco Jalil da nuestro grito de pelea. ¡Vivan los montoneros! Y fueron sus ultimas palabras, al menos las que yo escuché. A la madrugada del 17, cuando regresan los de la patota, escucho «lo de Los Surgentes salió perfecto». Luego, estando en Devoto, leí en el diario que habían sido hallados siete cuerpos a la vera de un camino en la localidad cordobesa de Los Surgentes".
   Pérez Rizzo también mencionó a Marisol Pérez: "Me dijo «vengo escapando del norte, a mi compañero le cortaron las manos y lo dejaron desangrar». Hoy está desaparecida". Además reiteró, como otros testigos, la presencia en el SI de Daniel Gorosito: "Sabía que lo iban a matar, lo habían traído de Coronda para eso y sin embargo no se quebraba".
   Posteriormente brindó su testimonio Eduardo Azum, quien acreditó la prisión del Chino Hyon y contó su secuestro y cautiverio en una casa aún no identificada.

"Balas de frente". A su turno, la actual secretaria general de la Coad, Laura Ferrer Varela, narró su cautiverio desde agosto del 77 hasta diciembre del 79. La docente hizo una completa y detallada descripción del funcionamiento del SI, que finalizó con un croquis a pedido de la Fiscalía. Al relatar las condiciones de detención, hizo hincapié en la situación en que se encontraban los menores de edad como el caso de "Patricita, la hija de Cristina Bernal, de tres años".
   Señaló que "en una oportunidad hicieron subir a un par de compañeros y nos mostraron a otros (a quienes habían hecho bañar y ponerse ropa limpia) y nos decían que «esos se iban a encontrar con unas balas de frente». Entre ellos estaba el Cali Valle, al que conocía de las luchas estudiantiles. Otros reconocieron a Luis Esteban y a Juana Castellini. Durante esa madrugada bajó el Sargento (Ramón) Vergara (imputado en la causa) y nos dijo que ya han cumplido con su deber. Nunca más los vieron".
   Ferrer además dio un exhaustivo detalle de los nombres, apodos y características de los demás represores, entre ellos "Marcote, a quien también llamaban «el sátiro de la bufanda blanca» porque violó a muchas compañeras".
   La audiencia cerró con el testimonio de Rafael Stancanelli, hermano de Alejandro Stancanelli, asesinado a los 21 años de edad en San Luis y Alvear. Narró cómo se enteró de la muerte de su hermano a través de un noticiero en un supuesto enfrentamiento, e involucró en el caso a Carlos Brunato (alias Tu Sam). "Lo asesinaron por la espalda. No necesito protección pero les digo sinceramente, soy docente, trabajo en la universidad, pero la gente que tengo atrás (por los imputados) no tendría que estar libre".
   Relató que su padre "fue varias veces a la Jefatura y (el ex comisario Raúl) Guzmán Alfaro le dijo «déjese de joder Stancanelli porque le va a pasar esto», y le mostró cadáveres colgando de los pies. No tengo palabras para lo aberrante de los sucesos que pasaron en esa época, no hay que teorizar, el mal estuvo personificado en estas personas". Sobre el final, interpeló al imputado Ricardo Chomicky: "Mi mirada es para que digas quién mato a mi hermano".
   Por otra parte, el Tribunal dio a conocer la resolución por la cual benefició con la excarcelación a los imputados, además de Marcote, Chomicky y Vergara, de Rubén Lo Fiego, José Carlos Scortechini y Ramón Díaz Bessone, pese los reclamos de querellantes, testigos y Fiscalía. l

 

Fuente: www.lacapital.com.ar




Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

ENCUESTA

Como considera ustedla atención de los Juzgados en los Tribunales Provinciales de Rosario

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe