Solidaridad con la Jueza del Tribunal de Etica Dra Maria Elena Yriarte

Solidaridad con la Jueza del Tribunal de Etica Dra Maria Elena Yriarte
Tamaño del texto

Un Tribunal conformado “ad hoc”, la separó de una causa por ser defensora de los Derechos Humanos. No fue notificada de su conformación y se le vulneraron sus derechos de defensa y debido proceso. Agrupaciones de Foro expresan su solidaridad. Ver detalles:

En elecciones democráticas y según lo normado por el Estatuto del Colegio de Abogados, fue electa como Jueza del Tribunal de Ética el 24 de agosto de 2015, la Dra. María Elena Yriarte.

La lista que resultó ganadora, fue una alianza de distintas agrupaciones entre ellas, a la que pertenece la Sra. Jueza “Abogados como Vos”.

A los 15 días de asumir el cargo y, en virtud de una audiencia programada con anterioridad, la misma se suspende porque entra por Mesa de Entradas del Tribunal de Ética una recusación hacia la Dra. Yriarte.
Fue notoria la sorpresa, habida cuenta que tal lo manifestado por la propia Jueza, ella no conocía (ni personalmente ni de nombre) a los abogados que la recusaron: Dres. Hernán Guillermo Vidal, como denunciado y Dr. Gonzalo Pablo Miño, patrocinante de este último.
Los fundamentos esgrimidos para recusarla son: su presunta ideología y su pertenencia confesa en la defensa de los Derechos Humanos.
Tras una larga exposición de “supuestos” producto de la imaginación del letrado recusante y, no habiendo aceptado la orden que en forma imperativa le imponía el Dr. Miño en cuanto a que “debe” excusarse, no acepta la recusación por entender, fundamentalmente que, la mejor garantía que puede tener cualquier denunciado es que el Juez/a que va a fallar sea garante de los Derechos Humanos, porque le asegura el debido proceso y las garantías constitucionales del derecho de defensa.

Así las cosas, queda por resolver al Tribunal de Ética la cuestión.
Se le corre traslado de la recusación, la contesta y le notifican la resolución en la cual se hace lugar a la recusación.

Ahora bien, el Tribunal que resuelve es un Tribunal Ad Hoc, desconociendo el procedimiento por el cual  fueron seleccionados los jueces, nunca se le notificó la constitución del mismo. POR LO TANTO SE LE VEDÓ EL DERECHO CONSTITUCIONAL A RECUSAR LOS INTEGRANTES DEL TRIBUNAL AD HOC Y A CONTROLAR Y PRESENCIAR EL PROCEDIMIENTO DE DESIGNACIÓN DE LOS INTEGRANTES DE DICHO TRIBUNAL.

Los argumentos que, en fallo dividido, dieron lugar a la indebida recusación es, precisamente la confesa pertenencia a la defensa de los Derechos Humanos de la Sra. Jueza, Dra. María Elena Yriarte.

Se sostiene que, se duda de su imparcialidad porque, el denunciado por la Fiscal del Tribunal Oral Criminal Federal Nº 1 de Rosario,  al ser Defensor de un imputado por delitos de lesa humanidad, se siente inseguro atento a que se considera que por ser una “confesa” defensora de los Derechos Humanos, tales ideologías no garantizarían la imparcialidad que se espera de un Juez, en ese tipo de causas.

Justifica la resolución –hoy apelada por la Sra. Jueza-, en un temor razonable por parte del denunciado, temor que es fundado maliciosamente, toda vez que, pone en sus  pensamientos, creencias y demás elementos subjetivos de la personalidad de esta Jueza, que son solo producto de la imaginación del recusante y que, vergonzosamente el Tribunal hace lugar.

No solo se traduce en una vergonzante actuación del Tribunal de Ética, en especial de los jueces que fallaron a favor del denunciado, dándole razón en cuanto al apartamiento de una Jueza tan solo por defender los Derechos Humanos, los que, debe ser prioritario para cualquier juez en un estado de derecho y para garantizar el debido proceso y la defensa en juicio que éste enarbole las banderas de los Derechos Humanos, única garantía real de la defensa de derechos de todos los ciudadanos, más aun teniendo en cuenta que la Sra. Jueza solo está facultada para juzgar si existen o no faltas de ética profesional en el ejercicio de la abogacía, esto es, si comete o no una falta de ética al hacer, no hacer, decir o actuar de determinada manera, ese es el quid de la cuestión, eso es lo que debía juzgar la Dra. Yriarte con respecto a la denuncia formulada contra el Dr. Vidal. Si éste actuó o no éticamente en la defensa de su cliente, todo lo demás no es ni será asunto de su competencia como Jueza.
 
Validar este tipo de decisiones pondría en jaque todos y cada uno de los pronunciamientos que en cualquier esfera de conocimiento se lleven cabo, esto es así puesto que es indudable que cada magistrado tiene su concepción ideológica, su escala de valores axiológicos y su forma de interpretar los fenómenos históricos, actuales y futuros. Es esto algo natural, propio de las personas que interactúan en una sociedad.

Permitir que la Doctora Maria Elena Yriarte sea recusada implicaría lo mismo que dar por tierra con principios de raigambre constitucional, con la democracia misma.
 
Firma: Recambio. Abogados como Vos. Dr Jorge Ripani, Dr Carlos Ensinck, Dr Anibal Porri, Dr Lucas Aquino, Dr Damian Dellaqueva.

 

Por: Recambio. Abogados como Vos. Dr Jorge Ripani, Dr Carlos Ensinck, Dr Anibal Porri, Dr Lucas Aquino, Dr Damian Dellaqueva.

DÉJENOS SU COMENTARIO




Otras noticias

Sin categoría

Ene. 11. 2016

Dos jueces federales reponen a Sabbatella en la AFSCA y ordenan restablecer la ley de medios

Dos jueces federales reponen a Sabbatella en la AFSCA y ordenan restablecer la ley de medios
logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe