Se agudiza el conflicto con Uruguay: el Gobierno anunció que llevará a la Corte de La Haya el caso de la ex Botnia

Se agudiza el conflicto con Uruguay: el Gobierno anunció que llevará a la Corte de La Haya el caso de la ex Botnia
Tamaño del texto

Este miércoles se llevaron a cabo dos encuentros con jueces de la Cámara Nacional en lo Criminal y de tribunales orales, ambos ante el secretario de gestión del Máximo Tribunal. Es en el marco del impulso dado por la Corte a la agilización de los procesos.

El canciller Héctor Timerman anunció este miércoles que Argentina recurrirá a la Corte de La Haya en el marco de la situación planteada con la pastera UPM (ex Botnia), que anunció su intención de incrementar su producción en la planta ubicada sobre el río Uruguay, por lo que pasará a producir 1,2 millones de toneladas al año desde las actuales 1,1 millones.
"La Argentina lamenta que los intereses de la empresa se hayan convertido en tan poderosos que condicionan la relación con Uruguay", sostuvo Timerman, en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, acompañado por el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri.
El canciller adelantó que las autoridades volverán a "recurrir a la Corte Internacional de La Haya" ante la "decisión unilateral" de Uruguay de autorizar el aumento de la producción de la planta.
Según el funcionario, la determinación "afecta la soberanía ambiental de la Argentina, viola los tratados entre ambas naciones y la propia sentencia del Tribunal de La Haya".
"La decisión unilateral de Uruguay deja a nuestro país en la obligación jurídica de recurrir a la Corte de La Haya", afirmó.
Además, aseguró que, "de la misma manera" en que el país se opuso "a los fondos buitres", impedirá "ser doblegados por una empresa trasnacional" como UPM.
Timerman aludió a "un accionar extorsivo" por parte de la pastera, "a la que algunos parecen haberse sometido", en alusión al gobierno uruguayo, que avaló el aumento de producción.
El presidente uruguayo, José Mujica, autorizó este miércoles que la pastera aumente su producción en 100.000 toneladas, un tercio de la cifra que había solicitado la compañía.
El mandatario tomó la decisión en contra de los planteos de la Argentina, "siendo consciente" de que ambas naciones deberán volver a discutir en La Haya sobre este tema y de "que habrá dificultades con los asambleístas de Gualeguaychú", según consignó NA.
La medida adoptada ahora por Uruguay representa un obstáculo para el Gobierno de la presidenta, Cristina Fernández, que se juega varios escaños parlamentarios en las elecciones de fin de mes.
"Tenemos que lamentar que esta decisión es francamente inoportuna desde el punto de vista político (...) Argentina está inmersa en un proceso electoral a corto plazo y naturalmente el clima político cuando existen elecciones no es el más adecuado como para tener razonabilidad", dijo Mujica, en una crítica a la posición tomada por la Argentina.
Autorización
Mujica aclaró este miércoles que el permiso a UPM es revocable si no cumple con exigencias medioambientales. La empresa deberá, por ejemplo, disminuir el contenido de fósforo de los desechos que son vertidos al río e instalar una torre de enfriamiento para no afectar la temperatura del agua.
La autorización también fue repelida por los grupos ambientalistas que entre 2006 y 2010 cortaron el tránsito binacional que une ambos países a través de un puente, por considerar a la planta contaminante.
El presidente uruguayo le había comunicado su decisión el lunes en Buenos Aires a Cristina Kirchner. El martes, los cancilleres de ambos países no consiguieron llegar a un acuerdo al respecto, según informó Reuters.
Los gobiernos de Argentina y Uruguay ya mantuvieron un largo litigio en La Haya por la planta de celulosa.
En el 2010, la corte dictaminó que no había indicios de que la pastera contaminara al río Uruguay, pero dijo que Montevideo violó un acuerdo binacional al no consultar a Buenos Aires antes de permitir la construcción del establecimiento, que representó una de las mayores inversiones en la historia uruguaya.
La planta entró en funcionamiento en noviembre del 2007 en la localidad de Fray Bentos, unos 300 kilómetros al oeste de Montevideo y sobre el río Uruguay, lo que obliga al país vecino a informar sobre cualquier actividad que afecte el curso de agua.
Uruguay considera que tiene potestad para otorgar el permiso de producción a UPM de manera unilateral. Estudios realizados por la Dirección Nacional de Medio Ambiente de ese país concluyeron que la actividad industrial no implica efectos ambientales nocivos por encima de los estándares permitidos.
Sin embargo, otros análisis realizados por científicos uruguayos demostraron que los ríos del país limítrofe están contaminados y una investigación hecha por argentinos anunciada este miércoles por Timerman comprueba que la pastera arroja efluentes superiores a los permitidos y contamina el río Uruguay con sustancias tóxicas.

Fuente: http://www.infobae.com

DÉJENOS SU COMENTARIO




Otras noticias

Sin categoría

Ene. 11. 2016

Dos jueces federales reponen a Sabbatella en la AFSCA y ordenan restablecer la ley de medios

Dos jueces federales reponen a Sabbatella en la AFSCA y ordenan restablecer la ley de medios
logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe