Hoy se sabrá si Locles adulteró la bala que mató a Mariano Ferreyra

Hoy se sabrá si Locles adulteró la bala que mató a Mariano Ferreyra
Tamaño del texto

Está acusado de inutilizar la bala que se extrajo del cuerpo de Mariano Ferreyra, el militante del Partido Obrero asesinado por una patota ferroviaria el 20 de octubre de 2010. Roberto Locles será juzgado hoy por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 16 de la Capital Federal.

El mediático perito de 75 años está acusado de inutilizar la bala que se extrajo del cuerpo de Mariano Ferreyra, el militante del Partido Obrero asesinado por una patota ferroviaria el 20 de octubre de 2010. Hoy, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 16 de la Capital Federal juzgará a Locles. Evaluará si el polémico perito fue culpable de inutilizar el proyectil que mató a Ferreyra.

Locles llega a juicio oral por la infracción al artículo 255 del Código Penal. Este delito prevé penas de prisión que van de uno a cuatro años para quien sustrajere, alterare, ocultare, destruyere o inutilizare objetos destinados a servir de prueba.

El hombre había sido convocado como perito de parte balístico por la defensa del ferroviario-ahora absuelto- Guillermo Uño, picaboletos de la Línea Roca. El 22 de febrero de 2011, durante una junta de peritos solicitada por la jueza de instrucción Wilma López, en la División Balística de la Policía Federal Argentina Locles quiso demostrar que el proyectil había rebotado antes de impactar en el cuerpo del militante del PO. Los peritos debían decidir si el impacto había sido directo o indirecto. Locles insistía que el disparo no había sido “para matar”.

"¿Ven que esto no se deforma?”, gritaba Locles mientras golpeaba el proyectil sobre una mesa de trabajo. Los otros nueve peritos lo miraban azorados e intentaban detenerlo. Finalmente, el inspector Juan Andrés Leguiza agarró la bala y vio que tenía un “brillo” que antes no tenía. Los golpes de Locles habían producido “leves aplastamientos en la parte de su ojiva y el cuerpo, más específicamente, donde se hallaban las deformaciones lineales y paralelas que presentaba el proyectil”.

La bala que estaban analizando los peritos esa tarde del verano se conformaba como “cuerpo del delito”. No se trataba de un simple medio de prueba. Todo lo que se quisiera saber sobre ella, se haría a través de múltiples pericias hasta el dictado de la sentencia definitiva. Los expertos de la Policía Federal coincidieron en que cuando se golpea un proyectil de plomo desnudo contra una superficie como la mesa en la que se estaba trabajando se pueden producir alteraciones. Después de esa junta pericial la bala no volvió a ser objeto de pericias en la causa que investigaba el crimen de Ferreyra.

En 2012 la Cámara del Crimen procesó a Locles por inutilizar el proyectil. “Nunca tuve intención de hacerlo. Estaba muy nervioso. Con un ataque de presión, pero aclaro que por más que lo hubiese golpeado con toda la fuerza, el proyectil por su dureza no lo hubiese deformado”, argumentó en su descargo Locles ante el Tribunal que lo proceso.

DÉJENOS SU COMENTARIO




Otras noticias

Sin categoría

Ene. 11. 2016

Dos jueces federales reponen a Sabbatella en la AFSCA y ordenan restablecer la ley de medios

Dos jueces federales reponen a Sabbatella en la AFSCA y ordenan restablecer la ley de medios
logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe