Danone debe pagar 21 millones y retirar publicidad engañosa

Tamaño del texto

Danone acordó pagar esta cifra para finalizar los litigios que tenía en 39 estados de la unión americana por publicidad engañosa de sus productos Activia y DanActive, según la Comisión Federal de Comercio (FTC). El reto de Danone ahora es convencer a la FDA de los beneficios.

El acuerdo contempla que Danone no admite las acusaciones, pero se compromete a no utilizar en el futuro en su publicidad los argumentos de los beneficios de sus probióticos.
La FTC considera que para incluir estos beneficios Danone tiene la obligación de "poseer evidencia científica confiable y competente para apoyar las reclamaciones admisibles sobre los beneficios de salud, el rendimiento, la eficacia o la seguridad de sus productos de alimentos probióticos".

Como resultado Danone no podrá afirmar que cualquiera de sus yogurts, bebidas lácteas, o alimentos con probióticos reduce la probabilidad de contraer un resfriado o la gripe, a menos que la reclamación haya sido aprobada por la FDA.

Aunque actualmente las compañías no necesitan la aprobación de la FDA para incluir en su publicidad los beneficios de sus ingredientes, la FTC determinó en este caso que la exigencia de aprobación por parte de la FDA le dará a Danone una orientación más clara acerca de sus argumentos publicitarios.

Qué no podrá decir Danone
Danone no puede anunciar que el yogur Activia alivia la irregularidad en la digestión o mejora el tránsito intestinal y menos aún relacionar estos beneficios con las porciones diarias que se deben consumir para obtener esos beneficios.

Tampoco lo podrá hacer con otros beneficios de su línea de alimentos lácteos con probióticos. Para poder involucrar de forma directa estos beneficios Danone tendrá que acreditar estudios científicos que deben ser avalados por la FDA.

La defensa de Danone
Danone sostiene que ha realizado varios estudios clínicos en humanos que confirman los beneficios para la salud que se desprenden del consumo de sus probióticos.
Pero los beneficios de los probióticos no solo son avalados por los estudios de Danone, varias firmas de ingredientes vienen desarrollando productos con su respectivo soporte científico.

Sin embargo todavía no hay un consenso científico entre los productores y los entes de control, como la FDA en Estados Unidos y la EFSA en Europa, que determine cuantitativamente los beneficios de los probióticos.

Danone en este caso ha preferido un mal pacto a un buen pleito, pagar US$ 21 millones, dejar a sus abogados quietos y proseguir en esa lucha casi que quijotesca por crear nuevos ingredientes. La próxima vista esperamos que no sea en los tribunales, si no en los laboratorios científicos, lejos de la política

Fuente: Pymes Lácteas Boletín

Fuente: Boletín Pymes Làcteas




Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe