La sanción establecida en la Ley 25323 por el registro deficiente de la relación laboral

La sanción establecida en la Ley 25323 por el registro deficiente de la relación laboral
Tamaño del texto

Las normas jurídicas que regulan las relaciones laborales protegen a los trabajadores para asegurarles el goce de derechos establecidos por la Constitución Nacional (artículo 14 bis).

La efectiva realización de esos derechos requiere, en principio, que el empleador registre la relación laboral para hacerla ostensible en el mundo jurídico, posibilitar su oportuno control por los órganos estatales y concretar el oportuno acceso de las personas humanas a los beneficios de la seguridad social.

El rasgo protectorio de las normas laborales implica mayores costos para las empresas, y ante esa realidad algunos empleadores optan por no cumplir el deber de registrar la relación laboral. Para prevenir y corregir el fenómeno del trabajo no registrado, ha sido establecido un conjunto de normas destinadas a desalentar esas conductas de los empleadores. La Ley Nacional de Empleo estableció multas que el empleador debe pagar al trabajador afectado para los supuestos de falta de registro de la relación laboral o el registro parcial de la misma por consignar una fecha de ingreso posterior a la real o una remuneración menor a la percibida por el trabajador (Ley  24013, artículos 8, 9 y 10).

Esas multas, que la ley denomina indemnizaciones, equivalen a la cuarta parte de las remuneraciones devengadas durante la relación laboral no registrada, o de las remuneraciones devengadas hasta la falsa fecha de ingreso posterior, o de las remuneraciones devengadas y no registradas en el caso del empleador que consignare en la documentación laboral una remuneración menor que la percibida, según fuera el caso. Para la procedencia de la multa, la norma ha establecido como requisito la intimación del trabajador para que el empleador registre la relación, la fecha real de ingreso o el verdadero monto de las remuneraciones. Además de la intimación dirigida al empleador, el trabajador debe remitir inmediatamente o dentro de las 24 horas hábiles siguientes, a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), copia del requerimiento formulado al empleador (Ley 24013, artículo 11). La norma exime al empleador del pago de la multa aplicable, si contestare y diera total cumplimiento a la intimación dentro del plazo de treinta días. Una norma reglamentaria dispone que la intimación al empleador debe ser efectuada durante la vigencia de la relación laboral (Decreto 2725/91, artículo 3°).

La Ley también establece el agravamiento de las indemnizaciones por despido, las que se duplican si el empleador despidiera sin causa justificada al trabajador, dentro del plazo de dos años desde que se le hubiera cursado de modo justificado la intimación a regularizar la relación laboral. El agravamiento indemnizatorio también procede en el caso de la denuncia del contrato por el trabajador (despido indirecto), salvo que la causa invocada no tuviera relación con la falta de registro total o parcial de la relación laboral, y el empleador acreditara que su conducta no tuvo por objeto inducir al trabajador a colocarse en situación de despido (Ley 24013, artículo 15).

El requisito de la intimación cursada durante la vigencia de la relación laboral, brindó al empleador que había incurrido en la irregularidad registral, la posibilidad de eludir la aplicación de la multa mediante la extinción de la relación laboral antes de que fuera intimado a la regularización de su registro, lo que evidencia una insuficiencia parcial de la norma para cumplir su finalidad.

La Ley 25323

Posteriormente la Ley 25323 (B.O. 11/10/2000) dispuso que la indemnización por despido del artículo 245 de la LCT o la que en el futuro la reemplazare, será incrementada al doble cuando se trate de una relación laboral que al momento del despido no esté registrada o lo esté de modo deficiente. La norma agrega que el agravamiento indemnizatorio dispuesto no será acumulable a las indemnizaciones previstas por los artículos 8, 9, 10 y 15 de la Ley 24013 (Ley 25323, artículo 1°).

La Ley 25323 fue percibida en la doctrina como una norma complementaria de la Ley 24013, relativa a la prevención y sanción del trabajo no registrado,  pero la redacción de su artículo 1° ha planteado divergencias sobre la interpretación de su alcance.

El presupuesto del incremento indemnizatorio que establece la norma es que al momento del despido la relación no esté registrada o lo esté de modo deficiente. No hay dificultad en la interpretación del tramo de la norma que se refiere a la relación que no esté registrada, pues ese supuesto coincide con la situación descripta por el artículo 8° de la Ley 24013, que se aplica al empleador que no registrare una relación laboral. El problema aparece respecto del otro tramo normativo referido a la relación laboral que esté registrada de modo deficiente. ¿El registro de modo deficiente mencionado en el artículo 1° de la Ley 25323 se limita a los supuestos de registro parcial indicados en los artículos 9 y 10 de la Ley 24013, (inscripción del trabajador con una fecha de ingreso posterior a la real o el pago de una remuneración mayor a la registrada) o comprende también otros casos? Por ejemplo, el encuadre del trabajador en una categoría incorrecta, menor de la que correspondía, de lo que deriva el pago de un menor salario; la omisión de pago de un adicional establecido por el convenio colectivo, la falta de pago de horas extras realizadas, entre otros.

En el ámbito de la justicia nacional prevalece el criterio que restringe la aplicación del recargo indemnizatorio que comentamos, a los casos de clandestinidad total o parcial de la relación laboral, referidos en los artículos 8, 9 y 10 de la Ley 24013. De las diez salas de tres jueces cada una, en las que la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo se divide, solo la sala VI sostiene, por mayoría,  una interpretación amplia de los supuestos abarcados por la norma en cuestión.

Asimismo la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires (SCBA) restringe la aplicación del artículo 1° de la Ley 25323 a los casos de clandestinidad registral total o parcial indicados por los artículos 8, 9 y 10 de la Ley 24013 (SCBA, 22/10/2014, "Ripodas"; SCBA, 05/11/2014, "Florido"; SCBA, 24/05/2016, "Pretz").

Conclusión

La redacción del artículo 1° de la Ley 25323 incurre en cierta ambigüedad cuando se refiere a la relación laboral que al momento del despido esté registrada "de modo deficiente", pues esa deficiencia puede comprender diversos supuestos.

Sin embargo, la consideración de la finalidad de la ley puede acotar los supuestos de aplicación de la norma, restringiéndolos a algunos de los comprendidos en la literalidad de sus palabras o frases, comenta el Dr. Enrique Caviglia, especialista laboral de Arizmendi.El Código Civil y Comercial establece que para interpretar la ley además de sus palabras, hay que tener en cuenta sus finalidades, entre otros elementos significativos (artículo 2).

La finalidad de la sanción que establece el artículo 1° de la Ley 25323 es prevenir las prácticas evasoras en que incurren algunos empleadores mediante el incumplimiento total (no registro) o parcial (registro deficiente) de la relación laboral; y tutelar a los trabajadores afectados por esos incumplimientos.

Los antecedentes parlamentarios de la Ley 25323 denotan que la referencia a la relación laboral registrada de modo deficiente, comprendía, según el informe del autor del proyecto de ley, solamente los casos de registración parcial de la relación laboral legislados en los artículos 9° y 10° de la Ley 24013.

En consecuencia, es acertada la interpretación que limita la aplicación de la sanción prevista por la norma a las conductas evasoras indicadas, sin extenderla a otros supuestos de incumplimiento de deberes laborales del empleador.  Además, resulta razonable interpretar, teniendo en consideración la finalidad legal, que en los casos de falta de pago de salarios, o de errónea aplicación de la categoría laboral que genera diferencias salariales, si el empleador ha registrado las remuneraciones efectivamente percibidas, la relación laboral no estará registrada de modo deficiente pues el registro corresponderá a la realidad de los hechos, aunque éstos denoten el incumplimiento de obligaciones laborales, pues estos supuestos no implicarán una parcial clandestinidad de la relación laboral comprendida en el ámbito de aplicación del artículo 1° de la Ley 25323.

Por: Dr. Enrique Caviglia Depto. Técnico Legal Laboral, Arizmendi

Fuente: https://www.iprofesional.com/

DÉJENOS SU COMENTARIO




Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

ENCUESTA

¿Qué expectativa tenés para el 2023 desde el punto de vista laboral?

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe