Las 15 mejores películas de abogados y juicios

Las 15 mejores películas de abogados y juicios
Tamaño del texto

Películas inspiradoras para tener en cuenta.-

El dilema (1999)

Basada en un artículo periodístico, 'El dilema' es una de las joyas de la corona de Michael Mann, junto a otras como 'Heat' y 'Collateral'. Una excelente muestra del enfrentamiento entre David y Goliat, del hombre contra el sistema, en este caso, las tabacaleras, y de la destrucción personal sin violencia que es capaz de generar un hecho tan loable -y castigado- como el de querer revelar una verdad que atiende a ciertos intereses ocultos y nocivos de ciertas empresas y sectores.

Pactar con el diablo (1997)

No es la más redonda que vas a ver aquí, pero sí la más divertida de esta lista. Los monólogos de Al Pacino para seducir a Kevin, el ambicioso y brillante abogado interpretado por Keanu Reeves, uno de los actores más populares y carismáticos de Hollywood, son antológicos. 'Pactar con el diablo' es una película que apuesta por el suspense que puede provocar ceder a los más bajos instintos en busca de la fama, el reconocimiento y el éxito y es que "la vanidad es, sin duda alguna, nuestro pecado favorito".

Sleepers (1996)

A pesar de ser una de las mejores películas de Brad Pitt y de contar con un plantel de lujo en el que sobresalen Robert De Niro, Dustin Hoffman, Jason Patric y un retorcido Kevin Bacon, 'Sleepers' es una de esas cintas injustamente algo olvidadas. Una dura historia sobre la inocencia y la capacidad de perdonarse a uno mismo que muestra en qué se han convertido cuatro hombres de un barrio marginal de Nueva York que, siendo niños, fueron enviados a un reformatorio por un crimen involuntario.

Las dos caras de la verdad (1996)

'Las dos caras de la verdad' es una entretenida intriga judicial que, gracias a uno de los mejores giros de guion finales con sorpresa del cine, llega a alcanzar el notable. Su as bajo la manga tiene nombre y apellido: Edward Norton. El actor debutaría (y eclipsaría) con su soberbia interpretación como un joven monaguillo acusado de asesinar brutalmente a un arzobispo.
El plano final con las manos de Norton es de esos que merece un gran aplauso.

En el nombre del padre (1993)

Jim Sheridan dirigiría en 1993 este extraordinario drama carcelario, que recibió 7 candidaturas a los Oscars, y que rescata uno de los episodios más oscuros de la lucha antiterrorista en Irlanda, el vivido por Gerry Conlon (Daniel Day-Lewis) y su padre Giuseppe (Pete Postlethwaite), acusados de participar en un atentado terrorista del IRA y condenados a prisión. 'En el nombre del padre' y del Hijo y del Espíritu Santo que estamos ante uno de los mejores biopics de la historia del cine. Amén.

'Philadelphia' (1993)

Dos años después de dirigir su mejor filme, ese clásico moderno llamado 'El silencio de los corderos', Jonathan Demme daría un giro de 180 grados y apostaría por un tema tabú que generaba gran estigma social: un drama sobre la discriminación y los estragos que causa el VIH en una película con algunos (tal vez demasiados) tics propios de su época, hasta el punto de que Tom Hanks ha asegurado que hoy no podría hacer 'Philadelphia'.

Algunos hombres buenos (1992)

"¿Ordenó usted el Código Rojo?" 'Algunos hombres buenos' es uno de los mejores thrillers de suspense (judicial, en este caso), dotado de gran agilidad y excelente ritmo gracias a un inspiradísimo guion a cargo de Aaron Sorkin y con unas tensas interpretaciones por parte de Tom Cruise, Demi Moore, Jack Nicholson y Kevin Bacon. Siempre será recordada por el impagable clímax final que enfrentaba a los personajes de Tom Cruise y Jack Nicholson.

La caja de música (1989)

'La caja de música' es una de las mejores películas de cazadores de nazis huidos, un angustioso drama familiar que entra de lleno en el terreno emocional y que muestra el inesperado desengaño que es capaz de emerger al destapar las podridas miserias que oculta el ser humano. Resulta desgarrador descubrir, de la mano de la abogada Ann Talbot a la que da vida Jessica Lange, la verdadera personalidad de su padre (Armin Mueller-Stahl), un inmigrante húngaro acusado de ser un criminal de guerra nazi.

'Veredicto final' (1982)

¿Quién sino Lumet para traernos otra gran película de juicios? Si en su primera obra el director de 'Doce hombres sin piedad' dirigió su mirada a los miembros del jurado, ahora el foco recaerá sobre Frank Galvin (Paul Newman), un abogado sumido en una espiral de autodestrucción agravada con serios problemas con el alcohol y que ahora tiene ante sí la oportunidad de redimirse al hacer frente a un caso sobre negligencia médica. Una obra de superación, intensa, modélica y con una excepcional interpretación por parte de Newman.

Matar a un ruiseñor (1962)

No podía faltar en este ranking 'Matar a un ruiseñor', el pedagógico filme de Robert Mulligan que adapta la novela de Harper Lee, ganadora del Premio Pulitzer. Gregory Peck pasaría a la historia como el noble e íntegro Atticus Finch (elegido el héroe más grande de ficción por el American Film Institute), que se encargará de defender a un hombre negro falsamente acusado de violar a una mujer blanca. Una película llena de matices que se presenta como un firme alegato contra el racismo.

Anatomía de un asesinato (1959)

James Stewart se alejaría de sus papeles de "buenazo" para adoptar el rol de abogado defensor de un teniente del ejército acusado de asesinar fríamente al presunto violador de su mujer. Desmarcándose de la tónica habitual, Otto Preminger apostaría por mostrar en los primeros compases de este emocionante melodrama judicial la culpabilidad del acusado para desarrollar una obra rotunda que disecciona un caso judicial de manera exhaustiva. Los títulos de crédito de Saul Bass, como siempre, memorables.

'¿Vencedores o vencidos? El juicio de Nuremberg' (1961)

Stanley Kramer dirigiría a un excepcional reparto en el que figuran
Spencer Tracy, Burt Lancaster, Marlene Dietrich, Judy Garland y Montgomery Clift para entregar una de las mejores películas sobre la Segunda Guerra Mundial porque '¿Vencedores o vencidos?' no es tan solo una película judicial, es una profunda, objetiva y muy necesaria obra que propone una exhaustiva mirada a los juicios de Nuremberg desde múltiples puntos de vista.

Testigo de cargo (1957)

En 1957, Billy Wilder dirigiría la mejor adaptación de una obra de Agatha Christie llevada a la pantalla. Una intrigante cinta con una puesta en escena teatral e ingeniosos diálogos a cargo de un inmejorable reparto encabezado por Tyrone Power, Marlene Dietrich y Charles Laughton. Atención porque estamos ante uno de los mejores finales de la historia del cine, mezcla de sorpresa y emoción.

Doce hombres sin piedad (1957)

Sidney Lumet adaptaría en su debut una obra teatral escrita por él mismo para presentarnos a los doce miembros de un jurado que deben juzgar a un adolescente acusado de homicidio. Todos parecen señalar su culpabilidad, excepto el miembro número 8 (Henry Fonda). 'Doce hombres sin piedad' es un fascinante estudio sobre la moralidad del ser humano y sus prejuicios inherentes en un espacio tan asfixiante y reducido como una sala de deliberación.

La ley del silencio (1954)

'La ley del silencio' es la obra maestra del "soplón" Elia Kazan en la que, sobre el papel, tenemos el enfrentamiento entre un mafioso que controla la vida de los estibadores de los muelles neoyorquinos y un ex boxeador (Marlon Brando) que trabaja para él y cuya moralidad le incita a acudir a los tribunales para delatarle, y cuyo trasfondo es, en realidad, una justificación soterrada de Elia Kazan sobre su implicación en la "caza de brujas" desatada por el senador McCarthy.

Por: JORGE FERNÁNDEZ MENCÍAS

Fuente: https://www.fotogramas.es/

DÉJENOS SU COMENTARIO




Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

ENCUESTA

¿Cree que el año 2022 será mejor en el ejercicio profesional?

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe