Un agente de bolsa, un contador, un abogado y un gerente imputados como coautores de los delitos de estafa y administración fraudulenta

Un agente de bolsa, un contador, un abogado y un gerente imputados como coautores de los delitos de estafa y administración fraudulenta
Tamaño del texto

Por su rol en la quiebra de la ex agencia de turismo Le Rondini, que además causó un grave perjuicio patrimonial a su originales propietarios valuado en al menos un millón y medio de dólares.

Actuaron como "socios ocultos" y llevaron al negocio a la quiebra por "confusión patrimonial". Se estima que fugaron 6 millones de pesos y estafaron a la dueña del negocio en 1.500.000 de dólares.
Un agente de bolsa, un contador, un abogado y un gerente fueron imputados como coautores de los delitos de estafa y administración fraudulenta por su rol en la quiebra de la ex agencia de turismo Le Rondini, que además causó un grave perjuicio patrimonial a su originales propietarios valuado en al menos un millón y medio de dólares. Los involucrados, que transitan el proceso en libertad, fueron formalmente notificados de la atribución que les hizo un fiscal de la Unidad de Delitos Económicos del Ministerio Público de la Acusación (MPA).
El caso de Le Rondini SRL se mantuvo en las sombras hasta que las pericias del proceso civil por la quiebra del negocio consolidó la hipótesis de que un grupo de personas manipuló el capital de la firma y el patrimonio de sus originales dueños, lo que derivó en el vaciamiento fraudulento del negocio que funcionó por casi 30 años en peatonal Córdoba al 1200.
Ahora la historia tiene su capítulo penal bajo la forma de un legajo que investiga el fiscal de Delitos Económicos y Complejos Miguel Moreno, de la Agencia de Criminalidad Organizada. El funcionario reunió elementos para avanzar en la acusación de una aparente estafa y administración fraudulenta denunciadas por Adriana Todisco, ex dueña del comercio, despojada de sus bienes.
Matrimonio en desgracia
El matrimonio conformado por Enrique Curridor y Todisco era dueño del 100% Le Rondini. Curridor se encargaba de la administración y finanzas, asesorado por su contador histórico Raúl Hilario A., y la mujer organizaba viajes de egresados y excursiones.

En 2015 la agencia entró en un pozo financiero, y a eso se sumó una enfermedad terminal de Enrique. Entonces, su contador le recomendó el ingreso de inversores que aportaran capital para “estabilizar” el negocio. Así desembarcó el agente de bolsa y dueño de Cambio Estelar, Claudio Alberto B.

>> Leer más: Imputan a "socios ocultos" por la fraudulenta quiebra de la agencia de viajes Le Rondini

Ese hombre trajo a un amigo de confianza, Norvald B. Los dos y el contador histórico se incorporaron a la sociedad a través de un "acuerdo de entendimiento" que no fue inscripto en el Registro Público de Comercios. Curridor y Todisco cedieron el 50% de la empresa.

Vaciamiento
En abril de 2015 Todisco autorizó giros en descubierto a favor de Le Rondini en el Banco Meridian, lo que derivó en el remate de una vivienda de Juan Manuel de Rosas 2023, que permanecía como hipoteca. En tanto, en enero de 2016 Claudio B. le compró a la mujer una casa ubicada en Pasco 649. En mayo de ese año también le adquirió el local comercial de peatonal Córdoba al 1200 en 1.882.500 pesos, al cambio del momento: unos 130.730 dólares.

Apenas dos meses después, el nuevo socio vendió el mismo inmueble en 4.500.000 (297.029,70 dólares) a las firmas Uffizi SRL y Ancar SA. Según la tasación oficial, el valor del local era de 1.750.000 dólares aproximadamente. A todo esto, Curridor murió el 8 de abril de 2017. A los pocos días de que un grupo de acreedores solicitó la quiebra de Le Rondini.

En el marco del expediente del concurso, en primera y segunda instancia se confirmó la quiebra fraudulenta "por confusión patrimonial" a los ahora imputados como " socios ocultos". Una pericia contable estableció que se fugaron al menos 6 millones de pesos. De esas circunstancias dieron cuenta varios ex empleados testigos del proceso civil

Sostuvieron que llevaban y traían bolsas con dinero de las oficinas de Claudio B. en Mitre al 800; que los socios administraban una chequera que tenía la firma de Curridor, y que Norvald B. les advirtió que el antiguo dueño “no podía tocar más un peso de la caja”. Otros testimonios avalaron que Norvald B. y el contador eran los encargados de los pagos. Los empleados explicaron que les ordenaban cobrar checks de la empresa por ventanilla del banco para luego dárselos en mano a los dos citados.

Ese dinero iba a parar directamente a una caja fuerte, según otras declaraciones, sin ser incorporado al capital de la firma. Indicaron que Claudio B. era “el cerebro de las finanzas, a él se le consultaba todo”. El control que tenían los tres hombres en la empresa era total, a ellos se les tenía que rendir la recaudación diaria.

El abogado, un estratega
En 2015 a ellos se sumó un actor estratégico: e l abogado Francisco A., asesor personal de Claudio B. y quien actuó en el despido de los empleados en representación de la firma ante la Secretaría de Trabajo. El profesional estaba de los dos lados del mostrador, porque asesoraba a Todisco en cuestiones personales. La patrocinó en un fideicomiso que salió mal en 2016, y obtuvo el poder para tramitar la escritura de dominio respecto al local de Córdoba al 1200, que terminó en manos de su amigo Claudio.

Mientras se ganaba la confianza de Todisco, el abogado patrocinaba a Claudio B. en distintos procesos civiles. El doble rol del letrado quedó en evidencia en una conversación que mantuvo con la mujer (es parte de las evidencias) donde le informa que iniciaron un juicio a los socios de Le Rondini por 160.000 dólares derivados de pagarés, y por el 25 por ciento de la venta de la casa de calle Juan Manuel de Rosas 2023.

Para atemorizarla le dijo que la había denunciado por estafa, y que su marido ya había firmado, en vida, la venta de una parte de la casa. La mujer quedó en shock, porque su fallecido compañero jamás le había comentado esa situación. La casa terminó en manos de terceros, y luego se corroboró en los registros del MPA que Todisco jamás fue denunciada.

Imputados en la causa penal
Tomando como referencia la causa civil, y luego de advertir las maniobras, Todisco denunció penalmente a los “socios ocultos”. Con evidencias que sostienen la imputación al momento de la pesquisa, Moreno citó anteayer a su despacho a Claudio Alberto B., Norvald B., Raúl Hilario A., y al abogado Francisco José A. para imputarles los hechos.

A Claudio B., Raúl A. y a Norvald B en su calidad de socios ocultos de Le Rondini SRL y con decisión operativa y financiera porque "obligaron al personal a rendir la caja al contador y gerente, cobrar por ventanilla cheques de la empresa y recibir el dinero que no se disponía en la caja, sino que su destino final eran las oficinas de la agencia de cambio Estelar de Mitre 868".

Para el fiscal, esa circunstancia privó de liquidez y recursos propios a Le Rondini, y a la vez resultaba en un lucro indebido para los actores. Según los registros, fueron al menos 6.059.049,94 pesos desviados . “Con sus actos perjudicaron los intereses económicos de la sociedad”, dice Moreno, y destaca la confusa ejecución hipotecaria del inmueble de Juan Manuel de Rosas 2023 propiedad de Todisco.

A su vez, entiende que el infiel contador "colaboró con las maniobras, omitiendo llevar los registros de la sociedad", actos que se realizaron hasta mediados de 2017. De acuerdo a la calificación legal, por esos hechos los tres fueron imputados por los delitos de administración fraudulenta en calidad de coautores.

Estafas con inmuebles
Pero además al abogado Francisco José A., y a Claudio Alberto B. les endilgó haber “defraudado económicamente a Todisco” mediante “maniobras ardidosas”. Al menos para este momento de la pesquisa, el fiscal entiende que hay elementos para sospechar que “provocaron el error en la señora, y la llevaron a vender a precios irrisorios los inmuebles de Córdoba 1225/37 y 1235/39, y de Pasco 653 y 649 a favor de Claudio B. “provocándole un perjuicio patrimonial” que se calcula en 1.500.000 de dólares.

En ambos hechos, el agente de bolsa “consumó la estafa con la disposición patrimonial a su favor, mientras que la participación del abogado se consumó con el ardid consistente en el engaño permanente al que sometía a Todisco sobre la realidad de las responsabilidades tergiversadas por A. en aparentes consejos profesionales", detalla Moreno y agrega: “Ese engaño se enmarca en un supuesto asesoramiento legal que le brindaba a Todisco, y que fue determinante a la hora de celebrar los actos jurídicos reseñados". Por eso también les informaron que quedaron imputados como coautores del delito de estafa, dos hechos en concurso real.

Fuente: https://www.lacapital.com.ar/

DÉJENOS SU COMENTARIO




Otras noticias

Locales

Nov. 22. 2021

Nueva carrera de especialización del Derecho Penal en UCA Rosario. Entrevista al Dr. Jorge Ilharrescondo

Nueva carrera de especialización del Derecho Penal en UCA Rosario. Entrevista al Dr. Jorge Ilharrescondo
logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe