Abogados de vacaciones, ¿desconectan de verdad?

Abogados de vacaciones, ¿desconectan de verdad?
Tamaño del texto

La mayoría de los profesionales revelan que no pueden desconectar con el trabajo al 100%. Quizás las redes sociales, emails y los diversos medios electrónicos los mantienen con la mente puesta en el trabajo aún en vacaciones. Los problemas de salud que esta situación acarrea. ¿Cómo hacer para desconectar totalmente?

La feria es el momento de vacaciones por excelencia. Durante este periodo los asuntos se estacionan y se aprovecha el momento en el que el funcionamiento de los juzgados tambien se ralentiza. Sin embargo, para muchos letrados desconectar del todo es misión imposible. Acostumbrados a responder las 24 horas del día durante los siete días de la semana, pueden sentir la responsabilidad de seguir atendiendo las cuestiones más urgentes.

Después de un año y medio de pandemia, los profesionales arrastran un elevado nivel de estrés que hacen de las vacaciones “una especie de tierra prometida para interrumpir el ritmo frenético y justificar la desconexión digital de los dispositivos que fusionan la actividad profesional con la vida personal”, señala Ferrán García de Palau, abogado experto en mindfulness y bienestar. El letrado, que cambió de rumbo laboral tras superar una depresión después de 25 años de ejercicio, está volcado en impartir cursos de bienestar, entre otros, en despachos y colegios de abogados y procuradores.

Si bien este año el contexto es algo más favorable, una pequeña encuesta, realizada en Twitter por este medio, revela que una mayoría de letrados reconocen que no pueden desconectar por completo en vacaciones. Los motivos son múltiples, pero abundan aquellos que admiten que siempre hay asuntos que les asaltan y les quitan el sueño.
Sin embargo, el descanso es necesario. Como señala la psicoterapeuta y profesora de bienestar emocional Marisa Méndez, tomar vacaciones aporta indudables beneficios físicos y emocionales. “Nos permite conciliar y destinar tiempo a parte de la vida que descuidamos, sobre todo cuando tenemos trabajos con una alta exigencia”, afirma. El parón ayuda a recuperarse del estrés, “y evita el síndrome del trabajador quemado, el famoso burn out”. Por otro lado, añade, “aumenta el bienestar emocional y el rendimiento, la productividad y la calidad del trabajo al regreso”. En resumen, las vacaciones reducen los niveles de cortisol e incrementan el buen estado de ánimo. Entonces, ¿cómo conseguirlo?

Planificar y recargar pilas

Los despachos de abogados son conscientes de la importancia del descanso y llevan tiempo tomando medidas al respecto. En DLA Piper este año han lanzado una campaña de sensibilización, Desconecta en vacaciones, con vídeos y comunicaciones internas en las que comparten experiencias y recomendaciones. “Tips que no solo son para desconectar, sino para dejar desconectar a los compañeros”, señala la directora de Recursos Humanos de la firma, Adela García de Tuñón. El plan es “facilitar la interiorización de buenas prácticas antes, durante y mientras los demás están de vacaciones”.

Lo importante, coinciden los expertos, es aprovechar al máximo el tiempo de ocio, ya sea una semana, varias o alguna escapada. Los letrados no deben preocuparse “si necesitan unos pocos días en sentirse realmente de vacaciones a medida que se van aclimatando al cambio de ritmo”, explica García de Palau. Empezar de forma progresiva, puede permitir “una desconexión más realista y amable con uno mismo”.

Para cargar las pilas, señala Méndez, hay que escucharse y programar planes que apetezcan. También es el momento de retomar aficiones y vida social, aparcados durante el resto del año. Incluso, “es una oportunidad para iniciar hábitos nuevos que queremos incorporar a nuestra vida de invierno”. El reposo físico, romper horarios y el cambio de paisaje son igualmente beneficiosos. Para García de Palau es importante conectar con el presente y darse la oportunidad de disfrutar los pequeños grandes momentos. “Aprovechar al máximo el aire libre para practicar nuestro deporte favorito, dar paseos o meditar, pueden ser actividades muy enriquecedoras para el organismo”, afirma. Lo cierto es que algunos letrados encuestados reconocen que su truco es poner tierra de por medio y, a ser posible, sin roaming.

Sin notificaciones ni culpa

Como recalca García de Palau, “conviene ser rigurosos con la desconexión digital a lo largo de las vacaciones, evitando hacer excepciones, desactivando las notificaciones del móvil y del correo electrónico para no caer en la tentación de reengancharse con la dinámica que ha costado tanto aparcar”. Sin embargo, muchos abogados reconocen en Twitter que este paso es el más difícil de dar. Siempre pendientes del mail o de leer alguna sentencia o artículo jurídico. Si no hay más remedio, Méndez recomienda organizarse y crear bloques de tiempo para evitar así “múltiples interferencias”.

Lagares Abogados, firma especializada en Derecho de empresa, han encontrado precisamente en la tecnología el aliado perfecto para ayudar a sus letrados a desconectar. Utilizan aplicaciones como Offtime que controla el tiempo de conexión al móvil durante las vacaciones y les avisa para que se tomen un respiro. Otras, como Flipd, evitan que reciban notificaciones durante el tiempo establecido.

Por último, si, aun habiendo organizado y cerrado los asuntos para disfrutar las vacaciones, en algún momento aparece el sentimiento de culpa, Méndez apuesta por un diálogo interno “en el cual nos recordamos a nosotros mismos que estamos aquí para construir una vida, no para construir el mejor perfil de LinkedIn”.

Fuente: https://cincodias.elpais.com/

DÉJENOS SU COMENTARIO




Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe