Cuidado con lo que firmamos: creyó firmar la administración de una casa y en realidad estaba firmando una cesión de derechos hereditarios

Cuidado con lo que firmamos: creyó firmar la administración de una casa y en realidad estaba firmando una cesión de derechos hereditarios
Tamaño del texto

Un artículo del blog Derecho en Zapatillas describe en un artículo una situación que pone a una persona en una situación compeja: en una escritura en que creyó firmar un simple poder para administrar la herencia, firmó una cesión de derechos hereditarios

Un caso muy importante en materia civil se planteó en tribunales. Estaba en juego una importante herencia, y la señora, mayor, con plenas facultades mentales pero al parecer enferma, firmó un documento.

Creyó que firmaba un simple poder para administrar los cuantiosos bienes que heredó producto del fallecimiento de su marido.

Pero lo firmado no era un simple poder de administración sino un documento por el cual cedía los bienes. Una cesión de derechos hereditarios.

Los indicios para declarar nula la escritura

Los jueces probaron que quien firmó no supo los alcances del documento. A tal fin, tomaron en consideración estos indicios.

-Que la persona viuda hubiera elegido, a efectos de formalizar un poder especial para la concreción de la cesión de los derechos hereditarios que le correspondían en la sucesión de su cónyuge, a un escribano con competencia territorial en una localidad distinta de la de su residencia; elección que implicaba necesariamente su traslado a otra ciudad para suscribir la escritura.

-Que el escribano elegido se hubiera trasladado desde la ciudad en que desarrollaba su actividad hasta la vivienda de la persona, pese a que de la simplicidad del texto de la escritura que contiene el poder conferido a la codemandad,  no se revela la conveniencia ni, mucho menos, la necesidad de una entrevista personal entre ambos.

-Que solamente transcurrieron once días entre la instrumentación del poder especial otorgado y el documento para ceder los derechos hereditarios derivados de la sucesión de su cónyuge; lapso exiguo que priva de justificación a la doble instrumentación

-que el escribano fue suspendido en el ejercicio de sus funciones; sanción disciplinaria

-que la señora viuda (accionante) tenía 72 años al momento de la suscripción de la escritura pública n° 109 y estaba afectada por una dolencia que le impedía movilizarse.

Por ende, los jueces concluyeron en la nulidad del documento, la redargución de falsedad y revirtieron el acto, para no privar a la persona de sus bienes.



Escribano suspendido

En este caso, el escribano no respetó su competencia territorial, porque se trasladó a otra demarcación distinta de donde tenía capacidad para actuar.

Tal proceder demuestra un incumplimiento grave porque ocasiona nulidad del instrumento. Por ese hecho, al parecer, el escribano ha sido suspendido preventivamente en sus funciones.

Por otro lado, es una excepción a la regla. Porque un escribano suele asesorar y explicar cuidadosamente los alcances de lo que se firma, y celebramos que cuando alguno, según el fallo, no lo hizo así, las autoridades hayan actuado para poner orden y las cosas en su lugar.

Sentencia completa – redargución de falsedad, cesión de derechos hereditarios


En la ciudad de Junín, a la fecha que resulta de la suscripción de la presente (ac. .. S.C.B.A.), se reúnen en Acuerdo Ordinario los Señores Jueces de la Excma. Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Junín, Doctores GASTON MARIO VOLTA, JUAN JOSE GUARDIOLA y RICARDO MANUEL CASTRO DURAN, en causa nº JU-..-2011 caratulada: «….. (HIJO) S/ INCIDENTE DE REDARGUCION DE FALSEDAD», a fin de dictar sentencia, en el siguiente orden de votación, Doctores: Castro Durán, Guardiola y Volta.- La Cámara planteó las siguientes cuestiones:

1a.- ¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

2a.- ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

A LA PRIMERA CUESTION, el Señor Juez Dr. Castro Durán, dijo:

I- Por medio de la sentencia de fs. 512/517 la Jueza titular del juzgado de primera instancia n° 3, Dra. Laura S. Morando, en primer lugar, receptó la redargución de falsedad promovida por NNN  contra GGG y XXX, y consiguientemente, declaró la nulidad de la escritura pública…, por la que se instrumentó la cesión de los derechos y acciones hereditarios emergentes de la sucesión de …., efectuada por ===, como apoderada de NNN, en favor de XXX., con la intervención del notario ….

En segundo lugar, rechazó la redargución de falsedad de la escritura pública n° …, instrumento que contiene un poder especial para efectuar la cesión de acciones y derechos hereditarios antes indicada, otorgado por  NNNN . a  GGG. Finalmente, impuso las costas a los demandados.

II- Contra este pronunciamiento, el Dr. Eduardo …., en representación de la actora, interpuso apelación por medio del escrito de fs. 524, e idénticas impugnaciones dedujeron a fs. 528 y fs. 529 y GGG.; recursos que, concedidos libremente, motivaron la elevación del expediente a esta Cámara.

III- Una vez radicada la causa, se allegaron las siguientes expresiones de agravios: la formulada por el Dr. M por medio del escrito electrónico de fecha 22/7/2020, en la que cuestionó el rechazo de la acción de redargución de falsedad de la escritura pública n° …;

la formulada por GGG. por medio del escrito electrónico de fecha 23/7/2020, en la que cuestionó la declaración de la nulidad de la escritura pública n° …; y la formulada por GGG. por medio del escrito electrónico de fecha 23/7/2020, en la que cuestionó la declaración de la nulidad de la escritura pública n° … y la desestimación de la excepción de prescripción.

IV- Corrido traslado de las expresiones de agravios reseñadas precedentemente, se agregaron las siguientes contestaciones: la presentada por XXX. por medio del escrito electrónico de fecha 24/9/2020, en la que solicitó que se declare desierta la apelación de la parte actora por insuficiencia en su fundamentación, y subsidiariamente, que dicho recurso sea desestimado;

la presentada por GGG por medio del escrito electrónico de fecha 24/9/2020, en la que solicitó la desestimación de la apelación de la parte actora; y la presentada por Eduardo… por medio del escrito electrónico de fecha 25/9/2020, en la que solicitó la desestimación de las apelaciones de ambos demandados;

luego de lo cual, se dictó el llamamiento de autos para sentencia, cuya firmeza deja a las presentes actuaciones en condiciones de resolver.

V- En tal labor, paso a tratar los distintos agravios.

A) Comienzo por el agravio dirigido porGGG contra la desestimación de la excepción de prescripción. a] A tal efecto, considero conveniente recordar:

i. Que la sentenciante de primera instancia desestimó la excepción de prescripción opuesta por los codemandados GGGs

Basó tal decisión en los siguientes argumentos:

* debido a la fecha de celebración de los actos jurídicos impugnados, resulta aplicable el Código Civil;

* si bien los actos cuestionados fueron celebrados en diciembre de 2008, el 19 de marzo de 2010 la accionante remitió sendas cartas documento a todos los demandados;

* los demandados XXX. reconocieron haber recibido esas misivas; en cambio, GGG desconoció su recepción, pero su desconocimiento quedó desvirtuado con el informe del Correo Oficial de la República Argentina, del que resulta que la carta documento a la misma dirigida fue recepcionada el 22/3/2010;

* la actora, con la promoción del proceso sucesorio de su cónyuge, en fecha 18/3/2009 demostró la voluntad de mantener su vocación hereditaria, interrumpiendo por tal vía el curso de la prescripción;

* la promoción del proceso sucesorio y la remisión de las cartas documento a los demandados, resultan actos idóneos para interrumpir el curso de la prescripción de la acción de redargución de falsedad iniciada el día 13 de julio de 2011.

ii. Que la apelante cuestionó la desestimación de la excepción de prescripción, solicitando que dicha defensa sea receptada.

Estructuró su crítica recursiva en base a los siguientes argumentos:

* la actora no invocó la interrupción de la prescripción, no siendo posible que el juez haga una aplicación oficiosa de la misma;

* el inicio del juicio sucesorio de …no configura una demanda, por lo que carece de efecto interruptivo;

* tampoco tienen efecto interruptivo las cartas documento remitidas el 19/03/2010, pues ellas no constituyen una demanda en los términos del artículo 3986 del Código Civil.

b] A fin de resolver este agravio, considero conveniente dejar sentado que en el presente proceso de redargución de falsedad, la actora denunció la falsedad ideológica de la escritura pública n° …, por la insinceridad de dos hechos asentados como cumplidos en presencia del notario interviniente.

La primera de las falsedades ideológicas denunciadas, consiste en que el escribano dejó constancia de que la actora compareció a la ciudad de C. Tejedor para otorgar el poder especial a la codemandada GGG.; pese a que el instrumento fue firmado en la localidad de Lincoln, ajena a la competencia territorial del notario.

La segunda falsedad denunciada, consiste en que el notario dejó asentado que la voluntad de la accionante era la de otorgar a la demandada GGG, un poder especial para efectuar en favor del codemandado GGG2., la cesión gratuita de los derechos emergentes de la sucesión de …; pese a que la real voluntad manifestada al notario, era la de otorgar un poder de administración de los bienes heredados en esa sucesión.

La acción de redargución de falsedad encaminada a la declaración de nulidad de la escritura por la incompetencia territorial del escribano, hubiera prescripto a los diez años contados desde la confección de las escrituras, tal como estaba establecido en el segundo párrafo del artículo 4023 del Código Civil, norma de la que surgía que ese era el plazo de prescripción de las acciones de nulidad que no tuviesen previsto uno menor.

Por tal motivo, habiéndose confeccionado las escrituras cuestionadas en diciembre de 2008 e interpuesta la demanda en fecha 13 de julio de 2011, resulta evidente que esta acción no estaba prescripta.

En cambio, la acción de redargución de falsedad encaminada a la declaración de nulidad del acto de otorgamiento del poder instrumentado en la escritura, por el error al que fuera inducida la accionante en virtud del obrar del escribano, encuadra cómodamente en una acción de nulidad por dolo (arts.931 y 933 CC); y en esta figura la dejo subsumida, aplicando el principio «iura novit curia» (art. 163 inc. 6° CPCC).

La prescripción acción de nulidad de acto jurídico por el vicio de dolo, prescribe a los dos años computados desde que el dolo fuese conocido.

Suponiendo hipotéticamente que la actora hubiera conocido el dolo que afectaba su intención, desde el mismo momento de la emisión de la escritura n° 109, es decir, desde el 5/12/2008; la prescripción de la acción de nulidad se hubiera operado el 5/12/2010.

Pero no puede soslayarse que la carta documento remitida a la apelante en fecha 19/3/2010, por la que el apoderado de la actora impugnó la validez de las escrituras en cuestión (ver informe del Correo Oficial de la república Argentina S.A.» de fs. 325), suspendió el plazo de prescripción durante un año;

el cual, en consecuencia, se hubiera extinguido el 5/12/2011; razón por la cual, al momento de la interposición de la demanda (13/6/2011) la acción no estaba prescrita (art. 3986 CC).

Por otra parte, en la contestación del traslado de la excepción de prescripción, la parte actora invocó expresamente la suspensión del plazo de prescripción de la acción de redargución de falsedad, producida por la remisión de las cartas documento a los demandados (ver fs. 92vta/93 y 122vta/123vta.); planteo que deja huérfano de todo sustento al argumento recursivo basado la aplicación oficiosa de dicha causal de alteración del plazo prescriptivo.

Por todo lo expuesto, la desestimación de este agravio, se impone (arts. 7, 2537 CCyC; 923, 931, 932, 935, 3986 y 4023 CC).

B) Sigo por el tratamiento de la apelación interpuesta por la parte actora. a] A tal efecto, considero conveniente recordar:

i.Que la sentenciante de primera instancia desestimó la redargución de falsedad de la escritura pública n° 109, haciendo hincapié en que la actora no logró acreditar su falsedad material ni ideológica, por lo que la misma conserva su autenticidad y plena fe probatoria del poder otorgado por su intermedio.

Basó dicha decisión en los siguientes argumentos:

* el Código Civil derogado resulta aplicable en autos, debido a la fecha en que se confeccionaron las escrituras públicas impugnadas;

* si bien el notario demandado reconoció haber visitado a la actora en su vivienda de Lincoln, para acordar el contenido del acto a realizar; esta última no logró acreditar que la escritura fue firmada en su vivienda ubicada en una jurisdicción territorial ajena a la del notario, ni tampoco probó que ella se encontrara imposibilitada de deambular en la fecha de concreción de la escritura;

* la actora tampoco pudo probar la connivencia entre el escribano y los sobrinos de su esposo fallecido, encaminada a lograr que aquella otorgara un acto diferente al que pensaba otorgar.

Fuente: https://www.derechoenzapatillas.com/

DÉJENOS SU COMENTARIO







Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe