Gestación por sustitución y feminismo: otro debate

Gestación por sustitución y feminismo: otro debate
Tamaño del texto

Interesante artículo del Dr. Andrés Gil Domínguez, Profesor de Derecho Constitucional ( UBA, UNLPam)

La gestación por sustitución es un procedimiento mediante el cual una persona accediendo a las técnicas de reproducción humana asistida gesta para otros, quienes a través del ejercicio de la voluntad procreacional desprendida de la identidad genética y del acto sexual, se transforman en padre, madre, copadre o comadre. La gestante no aporta su material genético, pero también es posible, que ninguno de los padres de voluntad procreacional aporte el suyo.

En nuestro país como consecuencia de la sanción de la ley de identidad de género es posible que la gestación por sustitución sea realizada por cualquier persona con capacidad de gestar más allá de como se autoperciba en términos de género y de su orientación sexual.

En ciertos ámbitos del feminismo se enfrentan dos posturas contrapuestas en torno a la viabilidad de la gestación por sustitución. La primera, de carácter restrictivo, considera que la misma profundiza y perfecciona un modelo patriarcal capitalista que transforma en mercancía las capacidades sexuales y reproductivas de las mujeres sin que pueda invocarse el ejercicio de una autonomía individual exenta del contexto o condiciones materiales de existencia.

La segunda, de naturaleza más receptiva, sostiene que esta clase de prácticas implica una contribución que desmantela el binarismo, rompe con la ecuación gestar-parir-cuidar, interdicta los roles “naturales” atribuidos a las mujeres como madres y democratiza el trabajo de cuidado de los niños y niñas.

Esta última postura refuta que se ponga en duda la capacidad de las mujeres para consentir libremente sobre cuestiones relacionadas con la reproducción puesto que esto implica mantener el esquema patriarcal de la mujer indecisa, voluble e impredecible.

La gestación por sustitución y las técnicas de reproducción humana asistida a través del mito de la “virgen subrogada” impactan en un plano simbólico que tambalea: nacimiento por medio de una madre virgen, embarazo de una madre post-menopáusica, una mujer que gesta para otros, la mujer que sin haber tenido relaciones sexuales tiene un hijo genético.

La Constitución argentina y los Instrumentos Internacionales sobre derechos humanos que comparten su jerarquía protegen la intimidad como un plan de vida autónomo de las personas que no puede ser interferido por el Estado o por terceros mediante la imposición de modelos ideales ajenos a su voluntad.

En este punto, las personas gestantes pueden desarrollar el plan de vida que deseen sin que se les pueda imponer ninguna concepción idealizada que colisione con sus derechos.

¿O acaso sería coherente reconocer plenamente la capacidad de una persona gestante para abortar pero desconocerla para que disponga libremente de su capacidad reproductiva replicando de esta manera el control social patriarcal sobre la sexualidad femenina?

El punto central es garantizar que las personas que deseen gestar para otros no estén sometidas a determinadas condiciones de vulnerabilidad extrema que transformen al consentimiento en una utopía formalista.

Una vez que este paso está verificado, ninguna clase de perfeccionismo ético puede imponerse por fuera de la decisión adoptada como biografía o mismidad sin caer en los mismos estereotipos que se intentan superar y sobre los cuales se asienta la heterobiologicidad. En tiempos donde el amor se manifiesta de formas diversas con una dinámica impredecible, el desafío del derecho constitucional y convencional consiste en aceptar, hospedar y garantizar progresivamente los derechos del amor rompiendo definitivamente con las “seguridades” encapsuladas en mitos heteronormativos que son parte del pasado.

Fuente: https://www.clarin.com/

DÉJENOS SU COMENTARIO







Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

ENCUESTA

El Gobierno Nacional habilitó el uso de las pistolas Taser por parte de las fuerzas federales de seguridad. Que opinás?

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe