Billeteras electrónicas ¿Sirven para algo?

Billeteras electrónicas ¿Sirven para algo?
Tamaño del texto

Que son, para que sirven, marco jurídico.

¿Que son las billeteras virtuales?

Desde un punto de vista práctico, una billetera virtual es un programa informático mediante el cual podemos guardar dinero u asociar otros medios de pago (tarjetas de débito y crédito), para efectuar o recibir, pagos o transferencias a terceros, sea a distancia o en persona. En todos los casos que veremos, esta billetera virtual, está asociada a una cuenta bancaria (o varias), para poder retirar cuando queramos el monto acumulado.

¿Para qué sirven?

La idea de estos sistemas es evitar el uso de efectivo, y condensar en un solo lugar, todos los medios de pago disponibles a una persona, permitiendo así un uso más simple de las distintas opciones. Este principio básico tiene variaciones: algunos solo permiten realizar los pagos a personas que formen parte del mismo sistema informático (por ejemplo, inscriptos en el sistema VALE de la red Link), otros permiten transferir entre cualquier sujeto (como veremos, algunos mediante transferencias directas a la cuenta bancaria -por ejemplo el sistema Todo Pago- y otros únicamente mediante una orden de extracción en un cajero automático de una red -Link o Banelco-). Además de esta función básica, hay casos en que se suman otras funciones que apunta a la realización de actividades comerciales, como la posibilidad de realizar ventas con tarjetas de crédito o débito (y con distintas financiaciones) o botones de pago para páginas web, que permiten recibir los cobros o transferencias a y desde estas billeteras.

Este sistema de pagos tiene distintos beneficios para todos sus integrantes:

1) Para los bancos una disponibilidad constante de dinero de los consumidores (al no retirar efectivo, el dinero está siempre en la cuenta), así como un ahorro importante en costos operativos (mantenimiento de cajeros automáticos, distribución de efectivo, cajas y personal, etc.), y ganancias por nuevos usos de servicios con ningún o muy poco uso (costo por extracción en cajeros de transferencias, comisiones por uso de tarjetas de comercios que no tenían esta opción etc);

2) A los consumidores les permite contar con todos los medios de pago y realizar transferencias y pagos de una manera más sencilla, en algunos casos con menores gastos (comisiones más bajas para los usos de medios de pago como tarjetas, costo cero para transferencias de dinero, y omitir el pago de impuestos -el de ingresos brutos por ejemplo-);

3) Al estado le permite tener un rastreo exacto de los movimientos de fondos y una disminución y simplificación del comercio electrónico (lo primero facilita el funcionamiento del sistema impositivo y lo segundo teóricamente aumenta la competitividad y facilita el comercio).

En general, este tipo de medios llevan todavía más a la bancarización de la economía, con todos los beneficios en cuanto a facilidad del comercio que esto trae, y con todos los perjuicios que implica fortalecer a proveedores de por sí con un enorme poder en la economía, situación que usualmente lleva a una vulneración mayor de los derechos y libertades de los consumidores. Este afianzamiento del rol de los bancos (similar al que en algún momento se dio al bancarizar el pago de todos los salarios), debe venir de la mano de un similar aumento del rol social de la banca, así como de un férreo control de su operatoria y de los consiguientes desvíos.

Lamentablemente, esto no es algo que sea usualmente tomado en cuenta, y esta políticas son incentivadas en beneficio de los proveedores  bancarios y del propio estado, y no de los consumidores.

¿Por qué sería mejor que una transferencias normal por el home banking o por el cajero automático?

Las transferencias hoy en día son gratuitas sin límite de monto, para las personas físicas (desde marzo de 2016 se estableció esta excepción por medio de la Comunicación “A” 5927, previamente si habían fijado distintos topes para la gratuidad en las comunicaciones “A” 5127, 5473 y 5718).

A pesar de esto, hay una serie de diferencias entre las transferencias entre el sistema bancario ordinario (transferencias por caja, cajero, home banking u aplicación de celular del banco) y las realizadas por medio de estas billeteras.

La principal, es que para fomentar el uso de este sistema, se levantó la retención del impuesto a los ingresos brutos de la provincia de buenos aires (por medio de la Resolución Normativa 6/17 de ARBA), cuando para cualquier transferencia realizada por los medios tradicionales, este hecho implica automáticamente la retención de anticipos de Ingresos Brutos para cualquier contribuyente inscripto en el impuesto (el caso más común, los monotributistas) que reciba suma alguna en su cuenta. La retención de este impuesto, fue siempre un disuasivo importante para la utilización de las transferencias como medio de pago.

Por otro lado, las transferencias bancarias electrónicas, contaban con distintas medidas de seguridad que complicaban la operatoria inmediata (la necesidad de concurrir para la primera transferencia a un cajero automático, o de contar con una tarjeta de coordenadas, etc.). Este sistema, evita todo este tipo de medidas, habilitando transferencias a cualquier sujeto del que contemos con la información, en el momento que queramos y de forma inmediata.

¿Qué estableció el BCRA para fomentar este sistema?

Realmente, bastante poco. Por medio de la comunicación “A” 5982 en junio del 2016, el BCRA plantó las bases generales de como debía funcionar el sistema.

En primer lugar, autorizó a los bancos a ofrecer a los clientes servicios de transferencias inmediatas, estableciendo un esquema muy laxo cuando el monto de las transferencias alcancen un monto diario de hasta un salario mínimo, vital y móvil, y con la posibilidad de autorizar transferencias mayores diarias, aunque con la implementación de medidas de seguridad complementarias.

Establece que los bancos deben poner a disposición de los consumidores de forma gratuita, un software que permita transferencias inmediatas de fondos (la regulación fija la necesidad de un dongle, que en la práctica el software no requiere), así como un botón de pago que permita el pago de los servicios o productos en las páginas web, mediante transferencia inmediata de la cuenta del consumidor. El pago debe ser siempre gratuito para el emisor, y la recepción de los pagos también, pero con un límite de monto pasado el cual se puede realizar un cobro.

Finalmente, se establece que los bancos deberán interconectarse con los operadores locales que ofrezcan la realización de transferencias entre cuentas bancarias y pagos electrónicos, para permitir la generación de actores no bancarios para la gestión de estas operaciones.


¿Cómo se implementó en Argentina el sistema?

En los hechos, se estructuraron sistemas extra bancarios (algunos ya existentes desde antes, como Todo Pago), asociados o pertenecientes a las distintas redes de interconexión (Todo Pago de la red Banelco, y VALEpei como billetera electrónica y por separado para soluciones de cobro y financiación MOB, ambos de la red LINK).

Estos sistemas se conectan con las redes de los distintos bancos, para acceder a las cuentas de los clientes usuarios. No importa si el cliente es titular de una cuenta en un banco que tiene una red o la otra, la billetera virtual va a funcionar igualmente (un cliente de un banco con red Link puede usar la app de Banelco y viceversa). De cualquier manera, y es algo que no se aclara en general, esta diferencia de red, tiene algunas limitaciones que el BCRA no previó. El caso más notorio, es el de la opción de retiro de dinero por cajero para usuarios receptores sin tarjeta o cuenta bancaria -en lugar de la transferencia en cuenta-. En estos casos, cada red habilita esta opción, pero solo en sus redes (la aplicación de Banelco permite que se retiren los fondos en cajeros Banelco y solo si el emisor tiene una tarjeta de la misma red y viceversa con respecto a Link).

Se respetaron las limitaciones a los costos para las transacciones (todas son gratuitas para los usuarios), pero se cobran servicios como el retiro de fondos en cajeros, y se cobran también comisiones por el uso de las tarjetas de crédito para recibir pagos (no así cuando se hacen pagos, e igualmente  los costos son bastante más bajos que los que se utilizan en otros canales).


¿Cómo funciona uno de los sistemas?

Para entender la aplicación práctica, vamos a repasar como funciona la billetera virtual de la red Banelco, principalmente porque es la que tiene la mayor cantidad de funciones. La gran mayoría de lo aquí explicado está disponible en el sitio de Todo Pago y en el contrato del servicio (disponible aquí).

Para comenzar, el sistema cuenta con dos aplicaciones para funcionar (una para billetera virtual de forma exclusiva disponible aquí y otra para operaciones comerciales o mpos disponible aquí), aun cuando la  administración del sistema lo tiene el mismo sujeto. 


El sistema permite realizar las siguientes operaciones con la billetera electrónica:

-transferencias de cuenta bancaria a cuenta bancaria de forma instantánea (pei)

-Extracción de Efectivo a un tercero Sin Tarjeta de Débito (para usuarios con tarjeta de débito de la red banelco)

-Pagos con qr (se escanea el qr en un comercio y se carga de que cuenta sacar el dinero y el monto)

-transferencia de la billetera virtual o cuenta bancaria del emisor a la billetera virtual de otro usuario del servicio (alcanza con el mail o el número de celular y si no está asociado, puede asociarse luego y recibir el importe)

-solicitar fondos a un tercero (esté asociado o no al sistema, en caso de no estar asociado, se puede asociar y transferir los fondos)

-transferir los fondos que existan en la billetera electrónica a una cuenta bancaria asociada de forma gratuita (de forma automática o a pedido)


Con el programa de mpos:

-recibir pagos con tarjetas de débito y crédito (mpos y lector)

-botón de pago (páginas de internet)

-cobro qr (no está en el bcra)


Veamos con algún detalle algunas de las opciones del sistema.

Transferencia de fondos a cuentas y por cajero automático

Para transferir fondos el sistema solicita “(…) contar con: a) una Cuenta Todo Pago activa (con mail validado) b) una Tarjeta de Débito de su titularidad validada y adherida a la Billetera Virtual Todo Pago c) Tener registrada en su Cuenta Todo Pago una cuenta bancaria para la transferencia efectiva de fondos disponibles. d) Tener instalada y operativa la aplicación móvil de Todo Pago PEI en el dispositivo móvil que se utilizara. e) Al momento de realizar la transferencia, se deberá contar con alguno de los medios de identificación del Usuario Receptor, que pueden ser: el e-mail o el número de celular. Solo para el caso del envío de dinero, además de los mencionados, la operación podrá cursarse al ALIAS o el CBU del Usuario Receptor para su identificación“.

Como vimos más arriba, estas transferencias son inmediatas y no tienen retenciones de ARBA, por la excepción expresa que se reguló a principio del 2017, siendo este un mecanismo ideal para transferir fondos a cualquier persona de forma bancaria, tenga el receptor o no la aplicación.

Cuando el usuario receptor no tiene una cuenta bancario o desconocemos el CBU, podemos enviarle dinero para retirar en un cajero automático. Esta opción es realmente práctica para enviar fondos a una persona que no viva cerca del emisor de la transferencia y no tenga una cuenta bancaria. Si bien no es la opción más práctica, y la idea del BCRA fue habilitar la posibilidad de que todos puedan tener cuentas bancarias sin costo (Comunicación “A” 5928 sobre cuenta gratuita universal y  “A” 6050 sobre simplificación de los requisitos para la apertura), igualmente esta opción puede tener usos en algunos casos, en especial en casos de urgencias.


Hay un límite de transferencias que depende de cada banco (por ejemplo de 4 transacciones de hasta 1000 por día para el banco del chaco –http://www.nbch.com.ar/Personas/Banca-Electronica/Billetera-Electronica– o de 20 transferencias diarias por un importe de hasta $8.000 acumulados, y 2 órdenes de extracción de hasta $500 cada una (en múltiplos de $100) para el banco Nación –https://www.bna.com.ar/Personas/AplicacionMovilVALE-).


Para retirar efectivo en cajero de red Banelco (Todo Pago), el sistema requiere:

“a) Descargar en su celular la aplicación Todo Pago y realizar el login con usuario (e-mail) y Clave Privada de Todo Pago

b) Seleccionar la opción “Hacé un Pago > Extracción de efectivo sin Tarjeta” y completar Información del pago.

-Monto: Ingresar monto en pesos que sea múltiplo de cien ($100.-)

-Medio de pago: Seleccionar la tarjeta de débito emitida por una entidad bancaria perteneciente a la Red Banelco.

-Usuario Receptor: Ingresar tipo y número de documento del mismo.

c) Se solicitará confirmar la operación, realizado esto, la aplicación Todo Pago emitirá un PIN de 6 caracteres numéricos.

d) Se le dará la opción de enviar vía mail, o por un mensaje SMS o Whatsapp (servicio disponible para dispositivos con sistema operativo Android) al Usuario Receptor a fin de informarle el PIN, el monto y el tiempo límite (24hs) para completar la extracción del efectivo en el cajero automático.

e) Operatoria para el Usuario Receptor en el cajero automático de la Red Banelco.

1. El Usuario Receptor deberá presionar “Iniciar” y seleccionar la operación “Orden de extracción”.

2. Seleccionar el tipo de documento e ingresar el número, que deberá coincidir con el ingresado por el Usuario de Billetera.

3. Ingresar el monto, el cual debe ser exactamente igual al monto de la orden de extracción. No se permiten retiros parciales.

4. Ingresar el PIN de la orden de extracción (6 dígitos) y confirmar la operación.

4.6.2 Ante 3 ingresos fallidos del PIN o del DNI, la orden de extracción se bloqueará.

4.6.3 La cuenta bancaria vinculada a la tarjeta de débito utilizada por el Usuario de Billetera debe tener fondos suficientes, así como también el cajero automático seleccionado, de lo contrario la orden de extracción se bloqueará.”

Este servicio no tiene costo de parte de Todo Pago, sin embargo, esto no quita que haya bancos (el del emisor obviamente) cobren comisiones por las “ordenes de extracción”.

Hay un límite de extracción diario de 500 pesos conforme 4.6.4 del contrato de Todo Pago, esto limita bastante la utilidad de esta función, pero como vimos, en realidad este limite lo fija el banco del usuario que transfiere.


Sistema de cobro por ventas (mpos y botón de pago)

El sistema de mpos, no es más que un dispositivo que se conecta a cualquier celular (usualmente requiere únicamente una ficha de audio), con el fin de poder escanear la banda magnética de las tarjetas de crédito o débito y así validar los cobros. El “botón de pago”, es un botón que se coloca en cualquier página de internet, para procesar el pago de un producto o servicio mediante la billetera electrónica (y cualquier de los medios de pago asociados).

A diferencia de las opciones vistas más arriba, el proveedor está habilitado para el cobro al vendedor de los bienes, aunque no así al consumidor. Esta situación, es similar a la que se da en cualquier pago con tarjeta de crédito en un local ordinario, en la que el monto correspondiente al uso del sistema de tarjetas, es abonado por el local comercial y no puede trasladarse al consumidor (art. 37 inc. c de la Ley de Tarjetas de Crédito).

Las comisiones que cobra el sistema por el uso de las tarjetas de crédito, es realmente baja, incluso menos que lo que el plan “Ahora 12” cobra en la actualidad (alrededor del 20% mientras que actualmente Todo Pago informa aquí un costo para el vendedor de 3.99% (4,82% con el iva sobre interés) para las ventas en una cuota y un máximo de 13% (15,73% si se incluye el iva a los intereses) en ventas en 12 cuotas).

A diferencia de lo visto, el sistema VALE  es un poco más limitado. En principio tiene dos opciones, o transferir a la billetera electrónica de otro usuario de la aplicación, o envía una orden de extracción de fondos en un cajero a una persona que no está asociada a la aplicación. No tiene, a diferencia de lo visto, la opción de transferir a una cuenta bancaria de un consumidor que no sea usuario de la aplicación, limitando así fuertemente su utilidad en este sentido, dado el poco alcance que actualmente tienen estos programas (no es muy común que a quien queramos transmitir esté asociado al mismo sistema).

Al igual que el sistema visto, no se cobra por enviar fondos ni por recibir, pero el banco del emisor puede cobrar por el servicio de extracción en cajeros.

A pesar de que la aplicación VALE no cuenta con las opciones de pagos, como vimos, la red Link cuenta con la Red Mob que sí cumple esta función.


Conclusiones

Los sistemas de billetera electrónicos todavía están en una etapa incipiente por varios motivos (principalmente por la informalidad que reina en nuestra economía), pero generan distintas facilidades (la casi universalización de la oferta de tarjetas de crédito para cualquier vendedor, por ejemplo).

A demás de esto, los servicios son más baratos que los sistemas imperantes para pagos con tarjeta (las comisiones son bajas), y actualmente son un medio perfecto para transferir dinero a otras personas sin tener que sufrir injustificadas retenciones por Ingresos Brutos. Finalmente, algunas opciones como la de retirar dinero por un tercero en cajeros, que existían pero no tenían casi ningún uso, se vuelven mucho más prácticas con este tipo de programas.

En definitiva, estos sistemas son un avance, y actualmente tienen sus pros y contras que hay que saber sopesar y evaluar antes de elegir usarlos, pero el tiempo nos llevará probablemente a una adopción mayor de los mismos.

Esperemos que este poder todavía mayor que se les otorga a los bancos, venga de la mano de un mayor compromiso social en su función y de un mejor y mayor control estatal sobre la actividad que equilibre los beneficios enormes que se les otorgan.

Por: Alejandro Perez Hazaña

Fuente: http://justiciacolectiva.org.ar

DÉJENOS SU COMENTARIO







Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

ENCUESTA

El Gobierno Nacional habilitó el uso de las pistolas Taser por parte de las fuerzas federales de seguridad. Que opinás?

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe