Pullaro afirmó que le "inventaron" una causa y replicó con una denuncia

Pullaro afirmó que le "inventaron" una causa y replicó con una denuncia
Tamaño del texto

Para el ministro de Seguridad, las escuchas a su teléfono "son ilegales y de una gravedad institucional inusitada", razón por la cual recurrió al Ministerio Público de la Acusación (MPA).

"Me inventaron una causa, no cometí ningún delito", alertó ayer en conferencia de prensa el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, quien contraatacó con un pedido de "investigación penal y administrativa" presentado ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA) por la difusión de escuchas telefónicas, a las que definió como una "operación de sectores oscuros de la policía que se resisten a los cambios en las políticas de seguridad pública" y "un hecho de profunda gravedad institucional y completamente inusitado" en Santa Fe.
"Mediante publicaciones periodísticas me anoticié sobre la existencia de escuchas telefónicas sobre una línea que me asignó el gobierno provincial, en un hecho completamente inusual en la historia de Santa Fe. Esa intervención tendría fundamentos en una causa anterior relacionada con la investigación en la Unidad Regional I sobre la causa de horas Ospe (adicionales policiales) y en las que diferentes jefes que habían pasado por esa regional tenían sus líneas intervenidas", explicó el funcionario.

En ese sentido, indicó: "En diferentes conversaciones que tuve con jefes de unidades regionales, en una de ellas hacíamos referencia a un concurso de ascenso generales de los directores de policía que estaban en condiciones de pasar a la próxima jerarquía".

"Esas transcripciones de las escuchas, que se las vamos a acercar (a la prensa) porque no tenemos nada que esconder, bajo ningún concepto configuran un delito de tipo penal. Si ese fuese el motivo de la intervención telefónica realizada sobre una línea del gobierno asignada al ministro de Seguridad estaríamos hablando de una gravedad institucional inusitada y un hecho totalmente ilegal", enfatizó Pullaro.

En otro tramo, el ministro se refirió por primera vez en público a la controvertida detención, a principios del mes pasado, del ex jefe de la Unidad Regional de Rafaela Adrián Rodríguez, ordenada por el fiscal Roberto Apullán, luego desplazado de la causa por el fiscal regional, Carlos Arietti, en el marco de la investigación de adicionales y por el presunto delito de cohecho.

"Como bien manifestó un órgano superior (por la decisión de Arietti) luego de la detención de Rodríguez, no había tipicidad delictual, lo que transforma a esa escucha en completamente ilegal. Y si ese fuera el fundamento que tuviese la aceptación de un juez de la provincia, estamos frente a dos situaciones: o bien claramente un fiscal ocultó pruebas para pedir una intervención telefónica y, si no es así, queremos saber cuáles fueron los fundamentos para pedir la intervención al teléfono de Seguridad", enfatizó.

De inmediato, Pullaro reveló la presentación, realizada ayer ante el MPA, de "una denuncia penal, porque puede existir un delito, y otra administrativa para saber en qué marco se solicitó esa escucha cuanto menos irregular".

Luego insistió en que si las actuaciones judiciales "se fundan en esas dos escuchas telefónicas que el propio fiscal le acercó al gobernador (Miguel Lifschitz) y que un órgano superior dijo claramente que no hay tipicidad delictual, en una causa que se cayó a pedazos, es posible presumir que se trata de una operación política de sectores oscuros que pretenden golpear la política pública de seguridad".

A Pullaro no le faltó respaldo político: junto al atril montado en la Casa Gris estuvo también su par de Justicia, Ricardo Silberstein. Y en el salón auditorio lo acompañaron legisladores de su sector político, entre ellos el senador Felipe Michlig y el diputado y ex vicegobernador Jorge Henn, además del jefe del bloque de diputados socialistas Rubén Galassi. Asimismo, contó que Lifschitz (mensaje de WhatsApp mediante) le ratificó su confianza desde Estados Unidos.

Malestar

Tras manifestar su preocupación porque la filtración lo obligó a cambiar la rutina de su familia (aceptó una custodia para sus hijos), el funcionario aseguró: "Hemos visto a través del tiempo fracasar operativos de manera inexplicable. Y hoy tenemos muchas dudas porque mantengo charlas (telefónicas) con jefes de policía en las que doy órdenes operativas en causas de narcotráfico o de crimen organizado y, durante mucho tiempo, vimos cómo esas conversaciones salían reflejadas en distintos portales de la provincia. Parecía que tenían la varita mágica o que me leían la mente".

"¿Quién tiene toda esa información que se llevó adelante a través de escuchas al menos irregulares? Y si existe una causa penal, ¿cómo sale esa filtración a diferentes medios? Así hoy se sabe todo en la provincia. Lo saben ustedes como periodistas, lo saben los delincuentes y lo saben los abogados. Incluso las charlas que tuve con muchos de ustedes, con ministros nacionales y provinciales, con legisladores y hasta con el gobernador", precisó.

Al respecto, Pullaro añadió: "Estos tipos saben cada uno de mis pasos y los de mi familia. Esa es la gravedad que tienen estos hechos que queremos que se investiguen para determinar quiénes son los responsable. De ningún modo van a frenar la política de seguridad con estas operaciones berretas".

También sostuvo que son absolutamente "habituales" las charlas con los fiscales general y regional. "Hablamos a diario, el diálogo entre poderes es absolutamente normal porque estamos logrando bajar los índices delictuales de Santa Fe a la media nacional".

"Explíquenme qué irregularidad puede existir en una conversación con el fiscal cuándo detienen al jefe de una de las cuatro unidades regionales más importantes. ¿Con quién voy a hablar si no tenía elementos para saber lo que había ocurrido? No lo voy a hablar con el párroco del ministerio", ironizó.

Sobre el comentario, en una de las escuchas, que le hace a una asesora del ministerio respecto de que Arietti le aseguró que la causa que involucra a Rodríguez se iba a sustanciar "después de las elecciones", Pullaro sostuvo que el término electoral no le fue sugerido por el funcionario judicial.

"Mi cabeza, como la de cualquier político, funciona en clave electoral. Lo pensé para después de los comicios, aunque la información que nos llegó desde la fiscalía era que la causa se iba a sustanciar a fines de año o principios de 2018. Pero se intenta tergiversar todo", concluyó el funcionario.

Reacción en Diputados

El diputado provincial Carlos Del Frade (Frente Social y Popular) presentará hoy un proyecto de resolución para citar al ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro; al fiscal regional de Santa Fe, Carlos Arietti, y al fiscal general, Jorge Baclini, para que brinden explicaciones ante la Cámara baja sobre las controvertidas escuchas telefónicas.

Fuente: http://www.lacapital.com.ar

DÉJENOS SU COMENTARIO







Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe