Juan Carlos Martorana: Nuestra Caja de Jubilaciones gasta más de lo que recauda

Juan Carlos Martorana: Nuestra Caja de Jubilaciones gasta más de lo que recauda
Tamaño del texto

Entrevista al candidato de Transparencia Gremial Dr. Juan Carlos Martorana para las próximas elecciones de la Caja de Seguridad Social de Abogados y Procuradores de Santa Fe

Dr. Martorana: ¿Cómo ve Ud. el funcionamiento de la Caja?
Lamentablemente, la Caja se viene manejando con una preocupante falta de información de sus estados contables hacia sus afiliados. Recuerdo, con alguna nostalgia, cuando la Caja, espontáneamente, nos enviaba todos los años sus estados contables y situación patrimonial; lo que nos permitía conocer y compartir el destino y administración de nuestros aportes.
La lista que integro, bajo mi firma y la de la Dra. Araceli Díaz, solicito en términos cordiales al Directorio de la Caja en fecha 27 de abril de este año, que nos dé a conocer los últimos balances (esto, ante la falta de publicación de los mismos); la respuesta, insólitamente, no nos fue dirigida a nosotros, sino que se "subió" a la página de la Caja en el mes de mayo, el último balance omitiéndose la demás información peticionada. Por ejemplo, solicitamos que nos informen cuánto cobran los directores y síndicos, titulares y suplentes, y eso no fue respondido. A la fecha, desconocemos cuánto dinero cobran quienes administran nuestros aportes y su incidencia en el estado contable.
Este proceder, además de poco elegante, ya que no se contestó al solicitante, reflejó el inquietante déficit operacional de la Institución, arrojando un negativo de $26.309.151,32. Para que todos entendamos, la Caja pierde por año más de un millón y medio de dólares.
Ahora bien, ese saldo negativo (que crece en progresión geométrica, ya que el anterior ejercicio alcanzó a $5.000.000) se sugiere que es cubierto con el beneficio de las inversiones financieras.
La conclusión es simple y directa, al aumentar exponencialmente el déficit operacional ordinario, no sólo no se podrán aumentar las inversiones, sino que, año a año, se deteriorarán los activos financieros y su eventual fruto dejará de cubrir lo necesario para atender las prestaciones jubilatorias.
Aquí es bueno aclarar que el estado de pérdidas y ganancias tiene objetivos muy puntuales, el principal es medir el desempeño operativo en un periodo determinado al relacionar los ingresos generados con los gastos en que se incurre para lograr ese objetivo.
Entonces, el resultado operativo (superávit o déficit) es la resultante de restar los recursos genuinos de la institución (aportes) menos, los gastos para que todo funcione, hoy en día son 26 millones de déficit, en otros términos gastamos más de lo que recaudamos.
Por otro lado el resultado financiero y por tenencia incluye cotizaciones de inversiones y/o venta de bienes, lo no habitual, que en nuestra caja dio 68 millones de superávit pero el año anterior dio 152 millones.
 
Aquí le acompaño el estado de recursos y gastos, ejercicio finalizado el 30 de junio de 2015.
 
  
Como ven, algo no anda bien, y no es sencillo de explicarlo, es por eso que el oficialismo prefiere no decir nada, ni siquiera brindar información.
 
Advierta Ud. que la Caja es un organismo que cuenta con nula participación de sus afiliados aportantes, ya que no tiene obligación de convocar a asambleas y la sindicatura es ejercida por el mismo espacio político al que debe controlar. Si a esto le agregamos la costumbre que se instaló con estas administraciones, de no publicar los balances, me pregunto: ¿cuándo y cómo nos enteramos los abogados de esta situación de falta de sustentabilidad?.
 
La Caja, en cambio, es diligente en publicar los mínimos obligatorios y mantiene actualizada esa información. Como vengo sosteniendo, no asume el mismo temperamento en compartir con los "dueños de la Caja" el destino de los fondos aportados.
 
Con este panorama, ¿cuáles son sus propuestas?
El problema existente indica el camino a su solución.
La lista que tengo el honor de integrar como candidato a director titular, exigirá que toda la información relativa a la Caja sea enviada "espontáneamente" a los "dueños" de la Institución y que se expongan los balances con total claridad, con un adecuado despliegue de las cuentas para que el afiliado sepa, con precisión, el origen y monto de los gastos de la Caja. Este oscurantismo actual, es lo que ha alejado al afiliado de la institución, ya que la información integral y directa es lo que, verdaderamente, impulsa a que el abogado se sienta parte de la Caja.
 
Por eso, además de la información clara, propiciaremos que la Institución acompañe al abogado en todas las contingencias de su vida profesional y familiar.
Resulta anacrónico que el letrado no cuente con una asistencia por el lucro cesante que le produce una enfermedad y que no tenga un servicio de guardería infantil cercano al Tribunal solventado por la Caja de Seguridad Social conjuntamente con Caja Forense, el Colegio de Abogados; es incomprensible que las tres Instituciones no funcionen en conjunto y en beneficio del abogado.
 
Tampoco se entiende (y lo vamos a remediar) el motivo por el cual la Caja no promociona activamente entre los colegas, préstamos para su instalación profesional a tasas blandas que permitan su progreso e independencia. Según el texto de la ley 10.727, art 36, inc. g), está estipulado como beneficio a sus afiliados.
 
Seguramente se argumentará que todo esto aumentará el déficit que denunciamos, pero no es así, hoy el colega no se siente asistido en su profesión activa por la Caja y ello, redunda en la falta de espontaneidad del aporte. Si nos sentimos dueños de la Institución y que ésta nos asiste y da respuestas ante las contingencias, veremos el sentido del aporte y no, como ahora, que funciona como una carga legal.
 
Esto lo lograremos utilizando correctamente las herramientas que nos proporciona la ley.
Como director titular y parte del directorio tendré facultades para aplicar la ley 10.727, resolviendo los casos no previstos en todas las cuestiones que se originaren por su interpretación y la de sus reglamentaciones.
También podré determinar la inversión de los fondos y conceder o denegar las prestaciones y beneficios.
 
A lo largo de mis 25 años como abogado litigante especialmente en la rama laboral y también como docente de posgrado, pude recorrer el sur de la provincia de Santa Fe y sus asientos jurisdiccionales; asimismo, a lo largo de este proceso electoral visitamos las ciudades de San Lorenzo, Cañada de Gómez, Villa Constitución y Venado Tuerto y pudimos constatar que nuestra Caja de Seguridad Social NO tiene presencia en ninguna de ellas, solo atiende en Santa Fe y Rosario.
El colega, para resolver un trámite simple, que bien podría hacerse on-line, tiene que recorrer muchos kilómetros y perder un día de trabajo.
En cuanto a esto solo hay que cumplir la ley con las facultades que otorga el art 24 inc. e), y esto es, la disponer la creación de Delegaciones, Filiales, y/o Agencias de la Caja, en otras zonas de la Provincia, y que inexplicablemente nunca se ha hecho.  
 
Como director voy a tomar los máximos recaudos para aprobar la Memoria y Balance Anual, siempre con previa intervención de la Sindicatura.
 
Vamos a ser muy cuidadosos al momento de designar empleados, estas designaciones deberán hacerse por concurso público y no a dedo.
 
¿Qué opina sobre este proceso electoral?
Entiendo que les resultará difícil de explicar a la unidad/oficialismo que actualmente administra la Caja el motivo por el cual hace años que no nos comparte la información contable de la Institución. Razonablemente, es de esperar que propiciaran el mantenimiento de esta situación; sumado a que impulsan promesas las cuales podrían haber cumplido desde su representación actual en el directorio y no lo han hecho.
En cuanto a otras promesas, debo decir que, como afiliado aportante a un régimen solidario, me sonó algo preocupante la semántica de algunas propuestas, ya que se promete la designación de una gerencia general en la Caja y, eso, me suena a la asunción de un CEO que administre mis aportes. También se promete una supuesta profesionalización de las inversiones, lo cual me retrotrae al pésimo resultado previsional de las AFJP que tenían los mejores economistas para sus inversiones y el resultado les daba (para los aportantes) negativo.
 
Yo quiero una Caja solidaria, con prestaciones integrales, que pague las mejores jubilaciones, administrada por sus dueños (sin falsas intermediaciones), que brinde espontáneamente a sus afiliados la información contable (como era antes), que cubra todas las contingencias del colega y que sea verdaderamente universal conteniendo a todos los abogados.
 

Dr. Juan Carlos MARTORANA
Abogado litigante con 25 años de ejercicio de la profesión de manera independiente.
Especialidad Derecho Laboral y Civil. 
Profesor de pos grado de Derecho del Trabajo y Seguridad Social en la Universidad Católica Argentina, Universidad Nacional del Litoral y Universidad Nacional de Rosario.

 
Te invitamos a que el martes 21 nos acompañes con tu voto.
Lista TRANSPARENCIA GREMIAL
https://www.facebook.com/transparenciagremialrosario/

 

DÉJENOS SU COMENTARIO







Otras noticias

logo Abogados Rosario

Suscríbase a nuestro newsletter y
reciba las últimas novedades de
abogadosrosario.com

jurisprudencia doctrina

Registrados ante el Censo Nacional de Archivos, Registros, Bases o Bancos de Datos Privados disposición 1/2004 de la Dirección
Nacional de Protección de Datos Personales, Ministerio de Justicia de la Nación.

Productora Visual - Diseño y desarrollo Web - Ushuaia|TDF - Rosario|Santa Fe